BLOG

Burger King del Futuro, el Auto es el Rey

Sep/22/2020 - Pregúntele a cualquier empresa de comida rápida, desde Tac... ver más

Cubitos Nestlé

Sep/21/2020 - Nestlé, compañía líder en nutrición, salud y bienestar,... ver más

Alianza Tigo y Japón

Sep/17/2020 - Con el objetivo de fomentar la calidad de la educación en l... ver más

El Amor en Caja se Convierte en Programa Permanente

Sep/16/2020 - La crisis global provocada por el Covid-19 agravó la situac... ver más

Bebidas Súper Refrescantes para el Feriado

Sep/15/2020 - Para poder mantenernos hidratados y llenos de energía, nues... ver más

Escuela de Vinos Corchos Online

Sep/10/2020 - Tras la inesperada pandemia mundial, la mayoría de marcas y... ver más

Netflix Guide Part III

Aug/28/2020 -

ver más

Netflix Guide Part II

Aug/27/2020 - Si bien en una noche de películas se acostumbra a tomar una... ver más

Netflix Guide Part I

Aug/25/2020 -

ver más

Sesiones Culinarias con Sergio Díaz

Oct/3/2016
-

Guatemala está llena de talentos y de personas innovadoras, los chefs son una muestra de esto como el chef Sergio Díaz del restaurante Ambia quien sorprendió a todos con su innovadora manera de presentar una cena en las sesiones culinarias de la Vinoteca.

Tomando como inspiración toda la naturaleza que nos rodea en el país, los bosques y vegetación, decoro las mesas con una rama que tenían una sorpresa al comenzar la cena: papel comestible, con petacetas a base de onulato.

Todos los platos de esta noche se unen por los sentimientos y nostalgias que ha tenido Sergio como chef de Quetzaltenango y haber trabajado y estudiado en Chile por 4 años, tiene muchas experiencias para poder impregnarle a sus platillos.

El primer sentimiento compartido fue como su mama lo obligaba a comer remolacha, gracias a eso pudo plasmarlo en lo que se ha convertido uno de sus mejores platos: el Napoleón de Remolacha. En el lomito ahumado encontramos nostalgia representando al volcán Santa María y sus hortalizas. Elaboro un pato con espuma de café verde que se cultiva a 6500 mt, de ahí el nombre del plato: “Pato seis mil pies.”

De lo innovador de sus platos podemos ver la creación de un gastric destilado de chiltepe, hecho por él y su equipo. El postre fue lo que más llamó la atención del público y seguramente logro despertar interés en sus papilas gustativas: Helado de atol de elote con maíz tostado, ganache de chocolate y poporopos falsos de vainilla hechos con nitrógeno líquido frente a ellos. Definitivamente el chef logro transformar platos en algo ordinario a extraordinario (que fueron una muestra de la nueva temporada del menú del restaurante) y su carisma para interactuar con las personas permitió disfrutar aún más sus preparaciones.

 

Por Ana Valdez