BLOG

Shell Select

Dec/10/2019 -

Las tiendas de conveniencia Shell S... ver más

Cocktail Week 2019

Dec/3/2019 -

¡Disfrute de los mejores cocteles ... ver más

Maridajes para Thanksgiving

Nov/27/2019 -

En Thanksgiving, o Acción... ver más

Oceana Resort + Conventions

Nov/21/2019 -

Con el respaldo y acompañamiento d... ver más

España, un Icono Vinícola para el Mundo

Nov/14/2019 -

La historia del vino es paralela a ... ver más

Elementos que se Fusionan para una Experiencia única

Nov/13/2019 -

Corchos y Grupo Artevino organizaro... ver más

La Noche de Magia e Ilusión

Nov/12/2019 -

Se acerca el fin de año y la tempo... ver más

McDonald’s evoluciona su Cajita Feliz

Nov/9/2019 -

McDonald’s continúa utilizando s... ver más

Crepe Factory

Oct/24/2019 -

Llega a Parque Las Américas la nue... ver más

Camperitos Doritos

Oct/22/2019 -

Por primera vez dos marcas tan impo... ver más

España, un Icono Vinícola para el Mundo

Nov/14/2019
-

La historia del vino es paralela a la historia de la humanidad. Ha sido un elemento presente en leyendas mitológicas, narraciones y testimonios históricos, pinturas e imágenes, protagonista de eventos de gran importancia, y espectador de un sinfín de episodios apasionantes que configuran el mosaico complejo del presente del vino. 

Aunque la vid existía desde tiempo atrás, fueron los fenicios quienes introdujeron su cultivo en costas mediterráneas y el sur de España sin saber que definiría para siempre la historia del país. Al fundar la ciudad de Gadir, actual Cádiz, y comenzar a labrar sus tierras, empezó a tomar relevancia la fama de los vinos de Hispania. Los pueblos que llegaron a la Península Ibérica posteriormente, contribuyeron a exaltar las características de un producto que ya conquistaba a todas las clases; los cartagineses introdujeron nuevos avances en el cultivo, los griegos y romanos ampliaron su comercialización, los árabes lograron que la producción prosperase tras las invasiones bárbaras y, en la Época Moderna, bajo el reinado de los Reyes Católicos y la travesía al Nuevo Mundo, se abrió un inmenso mercado de exportación. 

Esta riqueza histórica y la calidad de sus cultivos están avaladas por sus distintas regiones y denominaciones de origen, así como por los reconocimientos que acumulan las bodegas españolas en concursos internacionales desde hace décadas. España cuenta en la actualidad con 92 Denominaciones de Origen Protegidas y 41 Indicaciones Geográficas Protegidas. Las variedades nativas de uva española plantadas en el país son abundantes, más de 600, así como las posibilidades de vinos que de ellas se producen. 

En la actualidad, España cuenta con la mayor superficie vinícola plantada, convirtiendo al país en uno de los tres principales productores a nivel mundial y el primero en cuanto a volumen exportado. 

El vino español también ha conquistado al mercado guatemalteco, donde se valora su gran calidad, intenso sabor e icónica cultura. El gran crecimiento reciente de las importaciones procedentes de España apunta a que este país podría volver a liderar las ventas de vino en Guatemala en 2019. En 2018, las importaciones de vino español ascendieron a 3,5 millones de dólares, representando el 28% del total importado.  

Un gran embajador de la cultura vinícola es el guatemalteco Fernando Beteta, uno de los  171 privilegiados en el mundo reconocido con el título de Master Sommelier, que tras su impresionante experiencia en Europa se consagra como un referente del vino en todo el continente americano.

Precisamente Beteta, junto a otros expertos nacionales, fueron consultados para el diseño de un evento exclusivo nunca antes visto en Guatemala. El Concurso de Grandes Vinos Españoles logró reunir a los grandes entendidos de vino español en el país, algunos cuyo conocimiento en la materia ha sido abalado por la organización británica Wine & Spirit Education Trust o la Escuela Española de Sommeliers de Barcelona. De esta manera, se les ofreció la posibilidad de degustar una cuidada selección de más de 40 vinos, referentes en sus respectivas categorías. 

La cata a ciegas proporcionó un espacio de confianza que permitía a los participantes abstraerse de los elementos externos con el fin de emitir un veredicto íntegro y lo más objetivo posible. Se prestó especial atención a aspectos como la temperatura y oxigenación de cada vino, así como a la meticulosa limpieza y vaporización de las copas con el fin de evitar la mixtura de aromas. De la minuciosidad de los detalles en la organización y presentación, la cuidadosa selección de los miembros del jurado, la rigurosa dirección de la cata y la indiscutible calidad del producto, resultarían triunfadores los siguientes vinos:

En la primera categoría, Mejor Espumoso, el jurado mostró su preferencia por Reventós i Blanc de la Finca 2014, de aromas cítricos y finas burbujas, seguido de Jaume Giró i Giró Grandalla 2011, con fragancias florales y gusto a frutas ácidas y tropicales. Sus características burbujeantes y exultantes e incluso el inconfundible sonido de su descorche, convierten a ambos vinos en la representación de la alegría y los buenos deseos, conformando el maridaje perfecto para los platos navideños. En Guatemala se comercializan a través de Corchos y Vinisimos, distribuidores de Reventós y Jaume Giró i Giró, respectivamente. 

El carácter atlántico de los vinos que conformaron la segunda categoría, Mejor Rías Baixas, junto a la gran intensidad aromática y notable fondo cítrico de hoja de limonero, logró que sobresaliera el Lagar de Cervera 2017, vendido en el país por COMESA. La frescura tropical y recuerdos de hierbas aromáticas de un Terras Gaudas La Mar 2017, otorgaron a la distribuidora Vinum un merecido segundo lugar a pocos puntos del primero. El tercero en el podio fue Pazo Barrantes 2017 (Corchos), que con su excelente volumen en boca dejaba disfrutar del despliegue de sensaciones florales y mentoladas.

Elegir el Mejor Rioja clásico presentó un gran desafío para los miembros del jurado, quienes tuvieron que demostrar su gran conocimiento en una de las más populares y reconocidas cepas europeas. El ganador de esta categoría fue un Viña Ardanza Reserva 2009 (comercializado por COMESA), por su agradable estructura, notas de cerezas dulces o café y final sedoso en boca. Los aromas intensos con marcados matices de frutos negros confitados y flores silvestres, junto a sabores especiados, colocaron al Marqués de Murrieta Gran Reserva 2012 (Corchos) en segundo puesto. De cerca le siguió Ramírez de Ganuza Reserva 2009 (Cinq Wines), un vino armonioso y de gran personalidad que refleja las características de la tierra de la que proviene.

Llegando al ecuador de la cata se nombró a Carmelo Rodero Reserva 2014 (Distribuidora Alcazarén) como Mejor Ribera del Duero clásico, diferenciado por su intenso color rojo picota, estimulante aroma de café o tostados y armoniosos taninos maduros y suaves que llenan el paladar de sensaciones agradables. El segundo lugar de esta categoría lo obtuvo el Viña Pedrosa Reserva 2014, distribuido en Guatemala a través de Cinq Wines, por su complejidad y elegancia en nariz y su larga persistencia y carácter robusto en boca. Muy cerca, Matarromera Reserva 2014, comercializado por Vinoteca, conquistó el paladar del jurado con su gran expresión frutal y potencial tánico. 

La quinta categoría consagró un Torres Perpetual 2013 (Distribuidora Alcazarén) como Mejor Priorat, cuyos taninos aterciopelados prolongan su posgusto de notas mentoladas con atisbos de regaliz y caramelo. Otro favorito en esta categoría, con una puntuación muy cercana a Torres Perpetual, fue Clos Dominic Vinyes Baixes 2014 (Vinisimos) gracias a las notas de barrica que aportan acidez y un aroma especiado con notas finales minerales y de tierra. La medalla de bronce la recibió Cellers de Scala Dei Prior 2015 (Vinoteca), cuya elegancia y sedosidad en boca se complementaba a la perfección con las notas tostadas y matices florales de violeta que de él se inhalaban. 

La actividad continuó con la selección de vinos en la categoría Mejor Rioja moderno, en la que el premiado internacionalmente LAN Culmen 2011 (GDASA), se consagró como favorito del jurado, aludiendo a su elegancia y complejidad aromática, con toques especiados de nuez moscada y canela. Muy cerca de LAN Culmen se situó en segundo lugar Torre Muga 2014 vendido por Vinoteca, otro gran premiado a nivel mundial, que destaca por su entrada intensa en boca que envuelve el paladar de sedosas sensaciones, donde la fruta se muestra bien equilibrada con las sabrosas notas de las maderas y el aroma que recuerda a pastelería. También obtuvo elevadas puntuaciones Izadi El Regalo 2016 (Corchos), de intenso color rubí con lágrima manchada y paso por boca satinado.

Finalmente, el jurado tuvo la oportunidad de degustar ocho vinos dentro de la categoría Mejor Ribera del Duero moderno, en la que Protos’27 2015 resultó triunfante, gracias a su amplia gama de matices e intensidad aromática que se mantienen en su largo recorrido en boca. Se trata de un clásico de esta Denominación de Origen, importado en el país por la empresa Tintos y Blancos. También eligieron un segundo favorito, Aalto 2016, distribuido por Entrevinos, caracterizado por su gran personalidad y estructura, donde no faltan los sabores típicos de esta región y los frutos negros o las especias. El bronce de esta categoría se destinó a un Carmelo Rodero Pago de Valtarreñas 2014 (Distribuidora Alcazarén), de inconfundible olor a cuero y gusto a caramelos de café con leche y tabaco de pipa.

La totalidad de vinos españoles que configuraron esta exclusiva degustación, se pueden encontrar en Guatemala a través de los importadores y distribuidores locales participantes: Cinq WinesCOMESACorchosDistribuidora AlcazarénEntrevinosEurovinosGDASAIndustrias Licoreras de GuatemalaJamón JamónTintos y BlancosVinisimosVinoteca y Vinum.

Los resultados del encuentro ratifican la convicción popular: El vino español, cuya calidad, sabor y elegancia son acreditadas por la historia y tradición de la región, ha traspasado fronteras y conquistado mercados, permitiendo a España compartir su diversidad cultural y posicionarse como un referente mundial.