BLOG

Guiltless

Jan/21/2019 -

Cuando el domingo decimos “el lun... ver más

Soul Nutrition

Jan/15/2019 -

Es curioso como hace algunos años ... ver más

Guatelaria

Jan/12/2019 -

Se puede conocer mucho sobre la his... ver más

Puro Sol

Jan/9/2019 -

Para gustos, hay opciones, y en lo ... ver más

Guate Sin Pajilla

Jan/8/2019 -

Cuando hablamos del cuidado del med... ver más

Le Buchón (adj. Fránces: de buche grande)

Jan/7/2019 -

Cuando descubrimos lo delicioso de ... ver más

Vinos Mancura

Jan/4/2019 -

Industrias Licoreras de Guatemala, ... ver más

Los momentos dorados de la Navidad

Dec/14/2018 -

Llega la Navidad, época para compa... ver más

Cocktail Week 2018

Dec/3/2018 -

¡Disfrute de los mejores cocteles durante “Cocktail We... ver más

Sorbos, la pajilla comestible.

Nov/26/2018 - Ahora con la tendencia eco amigable que se tiene en el mundo... ver más

Cosechas

Oct/2/2018
-

Los guatemaltecos hemos sido beneficiados con una ubicación que nos permite tener vegetación durante todo el año, claro, esto no es noticia para nadie. Existen épocas en específico en dónde la tierra nos da frutos para disfrutar únicamente en esa temporada, un ejemplo de ello es el mango para el verano, o los anacates cuando es época de lluvia.

 

Los chefs, Alberto Blanco y Juan Carlos Castillo decidieron celebrar los ingredientes de la temporada en una cena de degustación que titularon “Cosechas”. Lo que hizo resaltar a esta velada fue la utilización de varios ingredientes cotidianos como el loroco, el chipilín o rábano en preparaciones que no acostumbramos a ver para esos sabores. 9 platos, cada uno una experiencia única.

 

Como entradas: Sashimi de maji maji, con chirmol de loroco, flor de chipilín y salsa de chile guaque verde quemado. Anacates en consomé de hongos con huevo confitado. Tostadita de chojín (que a mi parecer, deberían incluir en el menú, ¡deliciosa!). Cubo de melón marcado en parrilla, croqueta de yuca y queso y un chicarrón de panceta. Este último contiene en sí una historia de un viaje: el melón representa a Chiquimula, el chicharrón y la yuca el paso por Zacapa.

 

El primer plato fuerte consistió de un filete de pargo frito en caldo de tapado. Seguido por las tres hermanas, representando como entre la milpa, la arveja y el güicoy se cuidan entre sí durante su crecimiento, esto hecho en un puré de elote con flor de güicoy y guías de arveja.

 

Los últimos tres platos, representando los recados tradicionales: asado de tira en salsa de pinol. Cambiamos paladar con un sorbete de naranja, sal y pepita (deberían crear una granizada de estos sabores) y el postre tres trufas de chocolate: cardamomo, café y chile Cobán.

 

Este tipo de ponencias nos recuerdan que la comida guatemalteca puede abarcar más allá que los tradicionales tamalitos o recados, y utilizar la riqueza natural que tenemos para crear experiencias que griten Guatemala solo por los ingredientes que nos identifican.

 

Por Ana Valdez